Vacuna rusa: el Gobierno «recalcula» tras la confesión inesperada de Putin

Publicado el 17/12/2020

Los dichos del presidente Vladimir Putin generaron preocupación y desconcierto con respecto al traslado de las dosis de la Sputnik V. La fecha del vuelo aún no está confirmada y aún se desconocen los detalles de la logística. El Gobierno hace gestiones contrarreloj.


El presidente de Rusia, Vladimir Putin, que tiene 68 años, dijo este jueves que todavía no ha recibido la vacuna rusa contra el coronavirus Sputnik-V, ya que aún no se recomienda para personas mayores de 60 años.

Sus dichos generaron una gran preocupación porque, además de los trabajadores esenciales, los primeros que deberían ser vacunados son los ciudadanos que pertenecen a los grupos de riesgo, es decir, aquellos con comorbilidades o que sean mayores de 60.

Una semana atrás, el presidente Alberto Fernández, que tiene 61 años, aseguró que no tiene ninguna duda sobre la calidad de la vacuna rusa. «Yo voy a ser el primero en vacunarme», enfatizó durante una conferencia de prensa en la Casa Rosada, junto al ministro de Salud, Ginés González García.

Por su parte, Carla Vizzotti envió un mensaje urgente a la Casa Rosada. «Hablamos con el Ministerio de Salud ruso, con el Fondo de Inversión Soberano (RDIF), con el Instituto Gamaleya y con el comité de expertos independientes. Ya terminaron los análisis. Para fin de año van a recomendar la vacuna para los mayores de 60», transmitió al Gobierno la viceministra de Salud desde Moscú.

Las declaraciones de Putin cayeron como un bombazo, justo cuando el Gobierno está haciendo gestiones contrarreloj para que la vacuna rusa viaje al país la semana próxima.

En medio de la polémica que generó que la Argentina se haya quedado afuera de los acuerdos con Pfizer y cuando la administración de Alberto Fernández puso todos los recursos para conseguir la Sputnik V antes de fin de año, el mensaje del presidente ruso advirtiendo que la vacuna de su país aún no está recomendada para mayores de 60 años -el grupo de riesgo- sumó dudas y desconfianza.

En el Gobierno transmiten confianza sobre la llegada de la vacuna aunque, en rigor, el trabajo que está haciendo la comitiva de funcionarios argentinos en Rusia cambia minuto a minuto. Así lo transmitió desde Moscú la asesora presidencial, Cecilia Nicolini.

«Un día más un día menos, lo importante es que la vacuna llegue. Estamos trabajando para que lleguen antes de fin de año como dijo el Presidente y estamos intentando que sea antes de Navidad. Pero hay muchos factores que deben combinarse: el desafío logístico, el desafío de producción, la autorización y la información para garantizar la eficacia de la Sputnik V. Así que tendremos noticias es los próximos días», dijo la funcionaria al canal C5N.

Dudas sobre la fecha del vuelo

«La carga en los aviones es como un tetris, dependiendo de cómo sean los pallets y el packaging podemos traer miles o más de un millón de vacunas en cada vuelo». Así explicaron fuentes aeronáuticas la logística de relojería que delinean desde Aerolíneas Argentinas para traer al país las dosis de Sputnik V, la vacuna rusa contra el coronavirus Covid-19 que compró el gobierno nacional.

Mientras circulan versiones cruzadas sobre los problemas de traslado, en la línea de bandera aseguran que cuentan con aeronaves capaces de traer la vacuna desarrollada por el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF, el fondo soberano de la Federación Rusa).

«No está definido el día de partida. Algunos hablan del 21, pero ese día no es, aparentemente. Puede ser el 22 o 23. Por ahora está todo hermético y no llega mucha más información», explicaron desde la aerolínea de bandera.

«Por la cantidad de dosis acordadas en esta primera tanda, deberían entrar en las bodegas del avión. No haría falta sacar los asientos del sector turista para reconfigurar la cabina del avión. Eso acelera los tiempos y estaríamos saliendo el 22 de diciembre para hacer un vuelo sin escala», agregaron.

El viaje de 13.497 kilómetros entre el partido bonaerense de Ezeiza y la capital rusa se estima en 16 horas sin escalas en el del Airbus 330 de Aerolíneas.

Desde el Gobierno afirman que la vacuna llegará el 24 de diciembre, no el 23, como se vino diciendo. El objetivo es embarcar las dosis en un vuelo non-stop, sin escalas, detalle que se está definiendo. Apenas pisen el aeropuerto de Ezeiza, las vacunas quedarán en un pequeño e ineludible limbo burocrático.

 

 

Comparta esta Publicación!