Sigue el éxodo de empresas: ahora Falabella

Publicado el 14/09/2020

La compañía chilena seguirá los pasos de su compatriota LATAM, que el pasado 17 de junio anunció que se irá del país. El holding comercializador de productos justificó su decisión con las cada vez más marcadas restricciones para importar, entre otros motivos.

En un contexto de crisis económica y financiera global, donde la Argentina parece estar siendo cada vez más impactada por los efectos de la pandemia, la compañía chilena Falabella anunció este lunes que se retirará de la Argentina, otorgando un mandato de venta al banco de inversión Columbus Merchant Banking para que le encuentre un comprador a todos sus negocios locales, entre los que se incluyen las tiendas departamentales, su cadena de homecenters Sodimac y la tarjeta CMR.

La decisión del holding se suma a las ya notificadas salidas de otras compañías globales, incluida la aerolínea trasandina Latam, que en medio de la crisis que desató la cuarentena en el servicio aéreo anunció el pasado 17 de junio su partida del país.

Según fuentes de la entidad, la principal razón de su salida es la crisis desatada por la pandemia y también los problemas habituales de la economía argentina, entre ellas, las restricciones cada vez más marcadas para importar y el impacto de la brecha cambiaria. Avisaron que están en busca de un “socio estratégico” ya que la intención de los socios mayoritarios es irse del país.

Cabe destacar que en un año en el que el PBI caerá al menos 12%, la baja del consumo achica las perspectiva de la cadena de multitiendas, y que aunque la decisión está tomada,no sería inminente, debido a que algunos directores del holding -una minoría- sugieren freezar toda la operación a un mínimo y ver qué pasa luego de las elecciones del año próximo.

En el país Falabella tiene 10 tiendas y el mismo grupo empresario es dueño de 9 sucursales de Sodimac, con locales especializados en materiales de construcción y artículos para el hogar. En lo inmediato, es un hecho que cerrarán dos locales en el AMBA. Serían el que tienen en Florida al 300 y de Tortuguitas. A los empleados de esas tiendas ya les habrían ofrecido el retiro voluntario.

En lo que va del 2020, las acciones de la firma cayeron en torno al 30%. Los ingresos bajaron 25% y totalizaron US$ 2.140 millones en el segundo trimestre. “Los resultados del trimestre reflejan el fuerte impacto de los cierres forzados de tiendas y centros comerciales, lo que resulta en un deterioro de margen relevante, como consecuencia del drástico cambio de mix en términos de canales y categorías, acompañado de aumentos en los costos de riesgo en los negocios bancarios“, dijo Gaston Bottazzini, CEO del grupo, al presentar el balance de la empresa ante la bolsa de valores de Santiago de Chile.

Comparta esta Publicación!