Periodistas, políticos y entidades apoyaron a Daniel Santoro tras su procesamiento

Publicado el 08/08/2019

La Academia de Periodismo, ADEPA, FOPEA, colegas y miembros del oficialismo repudiaron el fallo del juez Ramos Padilla.


Luego de que el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla procesara a Daniel Santoro sin prisión preventiva en el marco de la investigación por supuesto espionaje ilegal, colegas, entidades y funcionarios salieron a respaldar al periodista.

La Academia Nacional de Periodismo manifestó su preocupación por la situación procesal de Santoro y aseguró que “considera que su vinculación con una fuente de información, luego acusada de asociación ilícita y otros delitos conexos” no es un delito, y manifestó que la imputación, “sin considerar su procedencia, viola el principio básico de nuestra profesión, el libre acceso a toda fuente y la preservación de su identidad”.

La Mesa Directiva de la Academia está integrada por la presidenta Lauro Laiño, la vice Magdalena Ruiz Guiñazú, el secretario José Ignacio López y el prosecretario Fernando Sánchez Zinny, y agregaron: “Es de esperar que el trámite posterior a la causa demuestre su inocencia para alivio de su persona y satisfacción de la libertad de prensa”.

Por otro lado,  la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA) se manifestó en sintonía: “Adepa expresa su preocupación y confía en que, en los pasos siguientes, prime la sana doctrina que consagra a la libertad de prensa como institución indispensable para el funcionamiento del sistema democrático y republicano de gobierno“.

Adepa ha reiterado desde sus orígenes que el oficio de periodista no otorga privilegios ni indemnidades a la hora de rendir cuentas ante la Justicia. Pero al mismo tiempo, siempre ha dejado claro que la labor periodística y el acceso a la información sí deben ser protegidos -como lo hace de manera estratégica nuestra Constitución Nacional- para favorecer un mayor control de la ciudadanía sobre los actos de gobierno, los abusos y los eventuales delitos que se cometan desde el poder“, destacó en una misiva.

También el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) advirtió una vez más sobre «la gravedad institucional de este procesamiento por ser una clara criminalización de la labor periodística“.

Los periodistas, como todos los demás ciudadanos, estamos alcanzados por el principio de igualdad ante la ley y podemos ser investigados y enjuiciados cuando seamos parte de acciones ilícitas. Sin embargo, el uso del derecho penal para amedrentar a periodistas, limitar el ejercicio de su libertad de expresión y de su actividad profesional es una práctica frecuente en distintas partes del mundo y también en nuestro país“, agregó el foro en un comunicado.

«La actividad de un periodista de investigación implica que conoce hechos que pueden ser ilícitos. Y su deber es publicarlos. Los periodistas pueden tener conductas extorsivas cuando callan lo que conocen a cambio de un beneficio pero no cuando publican como noticia un hecho de interés social que ha sido verificado y en el que todos los involucrados fueron consultados. En ese sentido, además, toda medida de prueba judicial debe ser proporcionada para resguardar el secreto de las fuentes“.

Como ya dijéramos en su oportunidad, en el ejercicio periodístico el mero hecho de entrevistar en público a una fuente, o el intercambio de mensajes con una fuente informativa, no son indicios de ninguna comisión de delito. Las entrevistas y el contacto con fuentes de toda naturaleza forman parte de la rutina diaria y permanente en los medios de comunicación“, cierra el comunicado.

El Juez está sentando un precedente que afecta los principios básicos del periodismo de investigación que, como todo el mundo sabe, hace Santoro. Acá lo que se está tratando de sofocar son las fuentes de investigación y la relación del periodista con sus fuentes”, advirtió el editor responsable de Clarín, Ricardo Kirschbaum. Por otra parte, Nelson Castro remarcó que “es un disparate procesar por publicar un artículo”. Y opinó: “Esto es muy peligroso si se impone. El periodismo de investigación en Argentina está en riesgo”.

Desde el Gobierno, la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, repudió el fallo de Ramos Padilla, al que definió como “autoritarismo criollo”. “En una nueva muestra de autoritarismo criollo, procesan a un periodista profesional en una causa inventada. Eso es lo que algunos quieren para la Argentina: acallar voces críticas y a los que piensan diferente. Mi solidaridad con Daniel Santoro“, escribió la funcionaria en su Twitter y completó: “Periodistas que celebran el procesamiento dictado por un juez a un colega deberían preocuparse por las temibles consecuencias de criminalizar su actividad. Se asemejan a los científicos que aplaudían risueños al candidato que prometió ‘cuidar’ a una colega“.

Comparta esta Publicación!