Nicolás Dujovne anunció un superávit fiscal de 30.000 millones de pesos

Publicado el 12/07/2019

A la espera de un nuevo desembolso del FMI de USD 5.400 millones, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne brindó este jueves una conferencia de prensa para informar los resultados de las cuentas públicas de junio y el seguimiento de la meta fiscal del segundo trimestre del año.

El funcionario resaltó que el superávit primario alcanzó los $30.221 millones en el primer semestre de 2019, volviendo a sobrecumplir la meta fiscal para el período por casi 48.000 millones de pesos. Se trata de la décima meta consecutiva que cumple el gobierno nacional”, de las cuales las cinco últimas se encuadran bajo el acuerdo alcanzado con el organismo internacional.

La cifra fue de gran contraste con el resultado de la primera mitad de 2018, cuando se había registrado un déficit primario de 105.825 millones de pesos. “Es la primera vez en ocho años que el sector público nacional no financiero tiene un primer semestre con superávit primario”, indicó Dujovne.

El resultado primario acumulado sube a 0,1% del PBI, en línea con el registrado en los últimos años de equilibrio primario (2010-2011), y se redujo en 0,9 punto porcentual con relación al primer semestre de 2018.

Por vigésimo cuarto mes consecutivo, los ingresos totales crecen por encima de los gastos primarios: un 69% contra el 37 por ciento. Desde el Palacio de Hacienda explicaron que los recursos se vieron impulsados por ventas de activos por parte de empresas públicas por 44.600 millones de pesos.

En tanto, el diferencial de crecimiento entre recursos y gastos ascendió a 14 puntos porcentuales en el primer semestre, números que reflejan la magnitud del ajuste aplicado por el Gobierno para equilibrar las cuentas.

El ministro también resaltó que los recursos tributarios en el primer semestre crecieron 43%, unos siete puntos por debajo de la inflación, debido a la dinámica de la recaudación por efecto de la recesión de la economía y al crecimiento en las transferencias automáticas a provincias, que en el primer semestre se expandieron 47,8% interanual, unos cinco puntos por encima de los recursos nacionales.

Aunque la meta fiscal comprometida en el acuerdo con el FMI asciende a $20.000 millones, este valor puede ajustarse a la baja si el conjunto de programas sociales que abarca el pacto supera la línea de base fijada para dichos programas o bien si el gasto de capital financiado con fuente externa supera la línea de base fijada para dichas erogaciones en el acuerdo.

Comparta esta Publicación!