Macri recibió a la bióloga del CONICET que ganó $500.000 en un programa de TV

Publicado el 10/05/2019

En Olivos, el presidente se reunió con Marina Simian, la científica que participó en “Quién quiere ser millonario” y anunció que utilizaría el dinero para avanzar en la cura contra el cáncer.


La participación de una bióloga e investigadora del CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas) en el programa “Quién quiere ser millonario” por Telefé, generó un gran revuelo mediático los últimos días y la polémica salpicó a la Casa Rosada. Marina Simian no sólo ganó el premio de 500 mil pesos sino que también avisó que destinaría el dinero a la investigación de la cura contra el cáncer, dejando en evidencia la escasa colaboración del Estado.

Al difundirse el hecho y la cruda respuesta del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, el Gobierno la contactó y este viernes la mujer se reunió con el presidente Mauricio Macri en la quinta de Olivos. Mantuvieron una charla cordial de unos 25 minutos en donde dialogaron acerca de la investigación que encabeza Simian y de su participación en el ciclo televisivo que conduce Santiago Del Moro.

La obtención del medio millón de pesos hizo que su momento se viralizara rápidamente en las redes sociales. Algunas versiones sostenían que los trabajadores del rubro habían recibido recortes en los presupuestos de los descubrimientos que estaban llevando a cabo.

Jorge Aguado, secretario de Planeamiento y Políticas en el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva aseguró que esa versión “es mentira“. “Tenemos el compromiso de respetar lo acordado dentro de una problemática que incluye la devaluación que sufrió el país y los insumos y componentes importados que están en dólares o euros”, replicó.

No nos depositan los subsidios que tenemos ganados y tenemos que trabajar. Me anoté porque soy osada y me pareció una oportunidad. Pueden venir cuando quieran a ver el trabajo que hacemos”, había dicho la profesional en el programa, lo que provocó una ola de repercusiones en los medios de comunicación.

“Cada proyecto posee un avance en particular. Se van haciendo desembolsos y sí puede pasar que durante algunos meses algunos no los reciban. Esas diferencias las vamos acomodando en base a la ejecución presupuestaria y de los proyectos”, agregó Aguado y sentenció: “Contamos con 9.000 proyectos, más de 5.300 son de ciencia y tecnología. Tenemos fondos para desarrollos de empresas, de software, proyectos sensoriales en donde trabajan empresas u organismos en conjunto. No hay una priorización ad hoc, sino que es por el plan y el avance de la asignación presupuestaria”.

Simian destinará esos fondos para sus experimentos en el Instituto de Nanosistemas de la Universidad Nacional de San Martín (Unsam) y para pagar el sueldo de todo su equipo.

Comparta esta Publicación!