Los rugbiers acusados de matar a Fernando Báez Sosa, cerca del arresto domiciliario

Publicado el 12/03/2020

A poco de cumplirse dos meses del asesinato de Fernando Báez Sosa, la posibilidad de que los rugbiers acusado obtengan la prisión domiciliaria ya no es tan lejana. El abogado defensor de los ocho imputados, Hugo Tomei, había solicitado en febrero esa condición para los jóvenes que desde el 30 de enero están detenidos en el penal de Dolores.

La semana pasada, el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) confirmó que los domicilios de los imputados son aptos para el monitoreo electrónico, en un informe entregado al juez David Mancinelli. En tanto, también se aprobaron las tobilleras electrónicas. Ahora, queda esperar que el juez resuelva otra solicitud por la atenuación de la prisión preventiva que también presentó el letrado.

Por el crimen de Fernando Báez Sosa se encuentran detenidos en el penal de Dolores, Máximo Thomsen, Ciro Pertossi, Blas Cinalli, Luciano y Lucas Pertossi, Matías Benicelli, Ayrton Viollaz y Enzo Comelli. Los ochos rugbiers están acusados de ser coautores del delito de “homicidio doblemente calificado por alevosía y por concurso premeditado de dos o más personas”. En tanto, Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi permanecen en libertad pero están imputados por ser “partícipes necesarios”.

Las mayores precisiones se sabrán la semana próxima en una audiencia clave, en la que ambas partes presentarán sus argumentos para definir si modifican las prisiones preventivas de los ocho detenidos.

La Cámara de Apelaciones y Garantías de Dolores fijó la audiencia para el jueves 19 a las 11, en su sede de Belgrano 141 de Dolores. El juez Mancinelli ya recibió los informes de la Dirección de Monitoreo Electrónico del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) que indican que los domicilios propuestos por los imputados son aptos para un eventual arresto domiciliario con monitoreo electrónico.

El magistrado también espera los informes socioambientales que ordenó a la Asesoría Pericial del Departamento Judicial Zárate-Campana para conocer quiénes viven en los domicilios de cada imputado y quiénes serían eventualmente los tutores de conducta, qué dinámica familiar existe y la situación habitacional y laboral del grupo.

El crimen de Fernando se produjo cerca de las 4.40 de la madrugada del sábado 18 de enero frente al boliche Le Brique, en pleno centro de Villa Gesell, cuando el joven fue atacado a patadas y trompadas por un varias personas.

Comparta esta Publicación!