«Ley Fernando»: impulsan un proyecto para aplicar la «mano prohibida» a los rugbiers

Publicado el 27/01/2020

A raíz del asesinato en Villa Gesell, la iniciativa presentada busca establecer sanciones deportivas tanto para el jugador como para el club. La misma restricción se ordenó para los boxeadores.


El diputado de Juntos por el Cambio Daniel Lipovetzky, junto al referente porteño del Frente de Todos Leandro Santoro, anunciaron que trabajan en un proyecto de “Ley Fernando” que apunta a aplicar el concepto de «mano prohibida» a los rugbiers y a jugadores de otros deportes.

La norma es impulsada luego del brutal crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell el pasado sábado 18 de enero a la salida del boliche Le Brique. Llegó a las manos de los legisladores tras ser elaborada por Valeria Carreras, abogada que trabaja junto a Fernando Burlando, que asumió la defensa de la familia de la víctima.

A través de las redes sociales, Lipovetzky explicó que es un proyecto de ley que estamos trabajando para que en la Provincia de Buenos Aires se aplique el concepto de ‘mano prohibida’, ya implementado en el boxeo, a otros deportes como por ejemplo el rugby”.

De igual modo, esta iniciativa no agravaría las condenas penales ya que las legislaciones porteñas y bonaerense son locales y no pueden modificar el Código Penal de la Nación, pero apunta a establecer sanciones deportivas no solo para los jugadores involucrados sino también para los clubes.

Si bien en el Código Penal no existe la figura legal de la ‘mano prohibida’, en el caso de los boxeadores y los judocas la Justicia agrava las penas cuando entienden que hubo un uso de “fuerza desproporcionada”. De este modo, el proyecto que está en plena etapa de análisis, intentará “equiparar al rugby con el boxeo y el judo”. El objetivo principal es que cuando ocurra un hecho de violencia, el deportista sea suspendido y que realice “una charla, un test psicológico para cambiar”.

Cómo sigue la causa:

La rueda de reconocimiento continúa este lunes y martes. Además, comienza el peritaje de los celulares secuestrados a los diez rugbiers detenidos.

Hasta el momento, en las ruedas de la semana pasada ya fueron reconocidos siete de los rugbiers detenidos y señalaron a dos de los acusados, Máximo Thomsen (20) y Enzo Comelli (19) como quienes atacaron físicamente a Fernando. En el caso de Ciro Pertossi (19), un testigo dijo el jueves que creía haberlo visto dentro del boliche, pero no fue contundente; aunque al menos uno del viernes indicó que había golpeado en la calle a otro joven.

Resultado de imagen para rugbiers detenidos

Ayrton Viollaz fue identificado como quien agredió a un amigo de la víctima en la calle, y le impidió brindarle ayuda mientras era atacado; a Matías Benicelli dos testigos del viernes lo ubicaron como el “arengador” durante la emboscada.

En tanto, Lucas Pertossi (20) no fue identificado en la tanda del viernes pero al menos uno de los testigos del jueves dijo que creía reconocerlo, pero sin poder precisar en qué situación. Según las fuentes, los únicos tres detenidos que no fueron señalados en absoluto en ninguna de las dos jornadas fueron Alejo Milanesi (20), Blas Cinalli (18) y Juan Pedro Guarino (19).

Esta semana también se llevará a cabo en Dolores el peritaje químico y de rastros para determinar si en las prendas y calzados incautados hay manchas de sangre. En caso de arrojar resultado positivo se realizará luego un cotejo de ADN para establecer a quién pertenece esa sangre.

Comparta esta Publicación!