La otra crisis: el Gobierno define la oferta que le enviará a los bonistas

Publicado el 14/04/2020

Mientras el mundo arde por la pandemia del coronavirus, Martín Guzmán continúa las negociaciones por la deuda. Se prevén quitas y un plazo de gracia sin pagos.

Para los próximos días, la Argentina ya daría a conocer la propuesta de canje de la deuda pública sometida a legislación extranjera. Según adelantaron fuentes oficiales, los lineamientos que presentará Martín Guzmán se parecen mucho a los que formuló en diciembre pasado: aplazamiento de pagos por un lapso prolongado, cuatro años o más.

Está claro que el ministerio de Economía busca un alivio en la carga de los pasivos: allí incluirá un período de gracia sin pagos y un recorte de cupones de rendimiento de los bonos, en línea con la recomendación del FMI. Sin  embargo, los acreedores no darían el visto bueno.

La cifra a reestructurar alcanza unos U$S83.000 millones. El objetivo del proceso de canje es «hacer converger la deuda pública a niveles sostenibles», que permitan el crecimiento económico, una mejora en el déficit público y evitar shocks financieros futuros.

Consultado por las condiciones que tendrá la oferta, Alberto Fernández aclaró en las últimas horas que «no me gusta mentirles a los acreedores. Lo que vamos a firmar es algo que podamos cumplir como gobierno y como país». Días antes, Guzmán había ratificado que el plan de reperfilamiento de la deuda incluiría un plazo de gracia sin abonar capital ni intereses a los bonistas y reducción de cupones de rendimiento de los títulos argentinos.

Un informe sobre el estado de la deuda argentino realizado por el FMI había estimado que una oferta sostenible para los acreedores debería incluir una «amnistía» de pago de deuda externa en dólares hasta 2024. Respecto a las quitas, el Ministerio de Economía considera entre las opciones «extensiones del vencimiento y/o posibles reducciones de los valores nominales de la deuda elegible». Además, apuntó que «los cupones (tasa de interés a la que fue emitida) a mediano y largo plazo deben reducirse sustancialmente».

El presidente insistió en ese sentido: «No quiero comprometerme a firmar algo incumplible. Vamos a hacer una oferta que pueda sostenerse en el tiempo. Una oferta que sepamos que vamos a poder cumplir, conociendo la situación en que va a quedar Argentina después del coronavirus».

Vale recordar que en los primeros días de abril, el Ejecutivo anunció que reperfilará los vencimientos de los bonos en dólares que hayan sido emitidos bajo ley argentina, lo que representa unos U$S10.000 millones. A estos títulos, aseguró Guzmán, se les dará el mismo tratamiento de reestructuración que tenga la deuda externa.

Comparta esta Publicación!