Histórico: científicos presentaron la primera imagen de un agujero negro

Publicado el 10/04/2019

El Observatorio Europeo Austral (ESO) y el equipo del sistema sincronizado de Event Horizon Telescope (EHT) mostraron una foto de Sagitario A*, ubicado en el centro de la Vía Láctea y que significa la primera captura en imagen de este fenómeno cósmico.

La novedad se dio a conocer este miércoles en ruedas de prensa simultáneas realizadas en Washington, Bruselas, Santiago de Chile, Shanghái, Taipei, Tokio y Madrid.

La red global de telescopios del EHT conecta varias antenas de radio en todo el planeta, lo cual crea un gran lente virtual del tamaño de la Tierra, de unos 10.000 kilómetros de diámetro, lo que permite captar las imágenes de estos cuerpos y penetrar lo que se llama “horizonte de eventos”, alrededor de los agujeros negros.

Las nuevas imágenes harán posible poner a prueba la teoría de la relatividad general de Einstein, que predice la existencia de una “sombra” circular alrededor de los agujeros negros, que hasta hoy habían sido teorizados, modelizados e incluso detectados mediante pruebas indirectas, pero nunca observados.

Los dos agujeros negros estudiados desde ocho puntos de la Tierra por el proyecto son del tipo supermasivos: se hallan en el centro de las galaxias y su masa está comprendida entre un millón y miles de millones de veces la del sol.

Uno, Sagitario A*, se halla en el centro de la Vía Láctea, a 26.000 años luz de la Tierra. Su masa equivale a 4,1 millones de veces la del Sol. Su radio mide una décima parte de la distancia entre la Tierra y el Sol. El otro es uno de los agujeros negros más masivos de los que se conocen, con una masa 6.000 millones de veces superior a la del sol y 1.500 a la de Sgr A*. Está situado a 50 millones de años luz de la Tierra, en el centro de la galaxia M87.

Bajo el efecto de la enorme atracción gravitacional, las estrellas más cercanas a estos «monstruos» son achatadas, estiradas y dislocadas y su gas se calienta a temperaturas extremas.

El físico John Archibald Wheeler fue quien inventó el término «agujero negro» en los años 1960. Aunque no se parezca en nada, el término ha influido en el imaginario colectivo.

Según la ley de la relatividad general publicada en 1915 por Albert Einstein, que permite explicar su funcionamiento, la atracción gravitacional de estos «monstruos» cósmicos es tal que no se les escapa nada: ni la materia, ni la luz, sea cual sea su longitud de onda. Por lo tanto, no se pueden observar directamente. Además, la fuerza de gravedad que emana del agujero negro es tan fenomenal que no se ha logrado recrear en laboratorio.

Comparta esta Publicación!