El Gobierno fijó nuevas pautas para que los gobernadores restrinjan la circulación nocturna

Publicado el 08/01/2021

Cada jurisdicción aplicará las medidas que correspondan, según su situación epidemiológica. La decisión se tomó luego de que la ciudad de Buenos Aires y las provincias de Córdoba y Mendoza expresaran su rechazo a la limitación de actividades.


El Gobierno anunció este viernes la decisión de «fijar pautas» sobre los riesgos epidemiológicos para que cada gobernador determine las restricciones a la circulación nocturna frente al incremento de casos de Covid-19.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, brindó una conferencia de prensa junto a la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, y el ministro de Turismo, Matías Lammens, en la que adelantaron los detalles del decreto que agregará precisiones a la normativa que ya está vigente hasta el 31 de enero.

«Lo que se hace a nivel nacional es fijar pautas, pero luego quienes deben aplicar las medidas son las autoridades provinciales y locales», indicó Cafiero, quien precisó que la idea es «detallar cuáles son los indicadores epidemiológicos a la hora de tomar medidas de restricción de circulación para bajar los contagios».

El ministro coordinador explicó que «el artículo del decreto que está vigente, que vence el 31 de enero, le da facultades a los gobernadores para restringir actividades o la circulación» y lo que se hace ahora es «fundamentar el riesgo epidemiológico» para la adopción de medidas.

La decisión se tomó luego de que la ciudad de Buenos Aires y las provincias de Córdoba y Mendoza expusieran sus reparos ante una eventual restricción a la circulación nocturna y cierre de actividades, frente a lo cual el Gobierno dispuso que cada distrito defina las medidas a partir de las nuevas pautas.

Cafiero advirtió que «no hay que permitir que sigan avanzando los casos para no saturar el sistema de salud» y que para ello las autoridades deberán contemplar «medidas que restrinjan la circulación o las actividades nocturnas».

En este sentido, Vizzotti señaló que «cuando se realiza la investigación epidemiológica de los nuevos contagios en esta situación de verano, mayor circulación, mayor cantidad de actividades autorizadas, se observa que la situación más común es la nocturnidad».

La funcionaria nacional precisó que el riesgo es porque los encuentros sociales en las noches se producen en «espacios cerrados, sin utilizar tapabocas y si se aumenta el consumo de alcohol, esas medidas (de prevención) se relajan aún más».

Por su parte, Lammens se refirió a la temporada de verano y destacó la voluntad del Gobierno «de que continúe hasta marzo» y afirmó que por esa razón «se toman hoy estas medidas, para no tener que tomar mayores restricciones».

«Extremar las precauciones, de esto va a depender que tengamos temporada de verano», sostuvo el ministro, quien resaltó «la importancia» de este período del año para el turismo y la «inversión enorme que han hecho los prestadores de servicios para cumplir los protocolos».

Y remarcó: «Tomamos estas medidas precisamente para no tener que suspender la temporada, que sería un golpe durísimo».

Al momento de las preguntas, Cafiero remarcó que a partir del nuevo decreto, «si los indicadores de riesgo dieran rojo, allí se tienen que tomar medidas de restricción de circulación o de actividades, que la tienen que tomar los gobernadores».

En un sentido similar al que se expresó Lammens sobre la temporada de verano, el jefe de Gabinete se refirió al eventual inicio de las clases y advirtió: «Si queremos entre todos que en marzo se inicien las clases normalmente, tenemos que extremar los cuidados hoy».

«El mundo, y la Argentina no es una excepción, está en un momento bisagra, donde se inicia la campaña de vacunación pero a la vez tenemos que seguir cuidándonos», subrayó el ministro coordinador del Gobierno.

Comparta esta Publicación!