En Casa Rosada no ven con malos ojos que Lousteau sea el vicepresidente de Macri

Publicado el 05/04/2019

En medio de la negociación que mantiene el Gobierno con la UCR para calmar las aguas y evitar que el partido radical continúe insistiendo con las internas, el ministro del Interior Rogelio Frigerio, aseguró este viernes que no le parece “un disparate” la posibilidad de que el diputado Martín Lousteau sea el compañero de fórmula de Mauricio Macri en las próximas elecciones.

“Tenemos muchas más coincidencias que disidencias con él y puede estar mucho más involucrado de lo que ha estado en la solución de los enormes problemas que tiene Argentina. Ojalá sea así”, indicó el funcionario en lo que significó una sorpresiva declaración para los medios y el ambiente político.

En declaraciones al canal A24, el ministro con mayor imagen positiva del Gobierno se pronunció a favor de “seguir consolidando la salud de Cambiemos”. “Me parece que es sano discutir cosas entre los miembros del mismo espacio político. Nos reunimos todos los días con el radicalismo”.

Resultado de imagen para frigerio ucr

Sobre las posibilidades del oficialismo en los comicios, analizó que “a pesar de los grandes problemas económicos y sociales, de las dificultades y la incertidumbre, en general no hay ánimo en Argentina de retroceder, de volver a las políticas que nos generaron esta situación”.

Además, respecto a la latente chance que Cristina Kirchner se postule a un nuevo mandato, Frigerio se preguntó: “¿Por qué no se presentaría teniendo ese núcleo de apoyo duro que la ha sostenido durante estos años por fuera del poder?”. Para el funcionario, la ex mandataria mantiene el apoyo de “cerca del 30% de la población que no varió en función de nuestro gobierno” y remarcó: “sostiene su adhesión porque cree que sus políticas los han favorecido”.

Una reunión que se adelantó

La cumbre esperada entre el Gobierno y la cúpula del radicalismo se adelantó. En la noche de este jueves, los gobernadores de la UCR, Alfredo Cornejo (Mendoza) y Gerardo Morales (Jujuy); y los dos PRO, María Eugenia Vidal (Buenos Aires) y el alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta; cenaron en una restaurante de la Capital Federal con los dos hombres que habilitó el Presidente para negociar y sellar el acuerdo: el jefe de Gabinete, Marcos Peña; y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Según pudo saber este medio, la negociación por los cargos quedó en stand by: hablaron de armar un plan “anti crisis” y de medidas concretas para reactivar el consumo: las tarifas, los créditos para el consumo y un acuerdo de precios para paliar los efectos de la inflación.

Desde la UCR dejaron en claro la opinión acerca de la cita y sostuvieron antes del encuentro que “no se trata de que nos digan que podemos integrar la fórmula; sino de que quieren hacer cambios para que Macri siga siendo competitivo en un mes”

Ante ese panorama, los radicales se anticiparon y de entrada expusieron que preferían hablar de los cargos en futuras reuniones. “Si no para afuera queda que acá nos preocupamos por eso, cuando ustedes saben bien que no es así”, fue la aclaración que hizo un correligionario. El planteo entre radicales fue más crudo: “¿Para qué hablar de la vice de una fórmula que si no se hacen cambios puede ser derrotada?”

Evidentemente, en medio de la crisis la negociación con los radicales, ya arrancó.

Comparta esta Publicación!