El kirchnerismo apura la jubilación de 200 jueces y fiscales

Publicado el 17/02/2021

La Anses, conducida por Fernanda Raverta, emitió una resolución para que los funcionarios judiciales que hayan iniciado sus trámites jubilatorios presenten la renuncia; si no lo hacen, su trámites caerán.


Una resolución de la Anses firmada la semana pasada encendió las alarmas del mundo judicial. El organismo, conducido por la dirigente de La Cámpora Fernanda Raverta, dispuso que aquellos funcionarios judiciales que hayan iniciado los trámites jubilatorios y que siguen trabajando deberán renunciar o de lo co0ntrario sus trámites caerán.

La resolución, que puso en marcha la ley que modificó el régimen de jubilaciones del Poder Judicial, alude a una situación que es muy frecuente en el mundo de los magistrados: al alcanzar los 60 años, jueces y fiscales suelen iniciar el trámite jubilatorio pero siguen en sus cargos. Unos 200 jueces y fiscales se encuentran en esa posición y analizan qué hacer: hay quienes pronostican una catarata de amparos y planteos para detener la medida, que alcanza incluso a quienes ya se les concedió la jubilación.

“En los trámites que se hubieran iniciado a magistrados, en el marco de las normas procedimentales antes vigentes, en los cuales se hubiera supeditado el pago del beneficio al cese, se emplazará al titular para que dentro del plazo de 30 días hábiles administrativos acompañe la presentación de la renuncia”, indica la resolución de la Anses.

La mayoría de los jueces cuestionados por el kirchnerismo están alcanzados por esta resolución de la Anses. Los jueces de la Cámara Federal de Casación Penal Eduardo Riggi, Guillermo Yacobucci, Carlos Mahiques y Liliana Catucci son algunos de los que ya tienen concedida la jubilación. El máximo tribunal penal del país fue cuestionado por el Gobierno en los últimos días por un fallo que ordenó que el caso por presunto espionaje ilegal pase de los tribunales de Lomas de Zamora a los de Comodoro Py.

Algunos jueces que ya iniciaron los trámites jubilatorios son el camarista Leopoldo Bruglia, el fiscal Carlos Stornelli -a quien todavía no le fue concedida- y el fiscal de Casación Raúl Plee.

El nuevo régimen de jubilaciones para el Poder Judicial fue modificado en marzo del año pasado. Además de haber elevado el aporte sobre el sueldo de los magistrados, se estipula que deberán jubilarse a través de la Anses y no del Consejo de la Magistratura, como se hacía hasta entonces. Asociaciones de magistrados y fiscales pidieron la inconstitucionalidad del régimen a fines del año pasado.

“De no acreditarse la presentación de la renuncia se procederá a la revisión integral de las actuaciones, en uso de las facultades conferidas a esta Administración por el artículo 36 de la Ley Nº 24.241, pudiendo ocurrir que: 1.1. NO se encontraren observaciones, por lo cual se procederá al archivo de las mismas”, indica la resolución.

“Son jueces y fiscales que presentaron ellos mismos su pedido de jubilación y no terminaron el trámite. Anses los está intimando a que definan si se quieren jubilar como ellos mismos lo pidieron o archivar la carpeta. Se les pregunta qué quieren hacer. Hay casos que están hace años con la jubilación frenada por ellos mismos”, dijo una fuente de ese organismo.

Uno de los jueces interpelados por esta resolución dijo al mismo medio que lo interpreta como “una apretada”. Otro fiscal consultado consideró que es una forma de generar vacantes de manera inmediata. “Renunciás y se pierde el estado judicial, entonces se generan cargos para cubrir por el Gobierno porque debés renunciar”, afirmó.

El tema está siendo abordado con preocupación en diversas reuniones, tanto de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional (Amfjn), que tendrá un encuentro virtual mañana para analizar el tema, como de la Asociación de Fiscales y Funcionarios de la Nación (Affun).

Comparta esta Publicación!