El Gobierno liberó el mercado de internet, telefonía y TV

Publicado el 10/04/2024

Desde la Casa Rosada dieron un nuevo paso hacia la desregulación de precios en el sector con el objetivo de fomentar la competencia, incentivar la inversión y mejorar la calidad del servicio.


A través del Decreto 302/2024, el Gobierno liberó el mercado de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) en el que se incluía la regulación de precios en los servicios de telefonía, tv por cable e internet.

De esta manera, modifica la Ley Argentina Digital N° 27.078, representa un paso hacia la desregulación de precios en el sector, con el objetivo de fomentar la competencia, incentivar la inversión y mejorar la calidad del servicio para los usuarios de todo el país.

Con esta disposición por parte de la administración de Javier Milei cada uno de los licenciatarios de servicios TIC tendrán la libertad de fijar sus tarifas, una medida que busca estimular la competencia en el sector y, como resultado, promover mejoras en la calidad y diversidad de los servicios ofrecidos a los consumidores.

El escrito compartido en el Boletín Oficial indica: “El presidente en acuerdo general de ministros decreta: artículo.- Sustitúyese el artículo 48 de la Ley Argentina Digital N° 27.078 y sus modificatorias por el siguiente ´los licenciatarios de Servicios de TIC fijarán sus precios, los que deberán ser justos y razonables, cubrir los costos de la explotación y tender a la prestación eficiente y a un margen razonable de operación´”.

Pese a la desregulación de precios, desde el Gobierno reafirmaron que los servicios de TIC son esenciales y estratégicos, por lo que mantiene su compromiso de garantizar el acceso universal a ellos.

Además, en la normativa el Gobierno estableció que los precios fijados por los licenciatarios deben ser justos y razonables, garantizando que cubran los costos de explotación y permitan a todos los argentinos acceder a servicios de calidad.

Según detallaron, uno de los objetivos de la reforma es incentivar la inversión en infraestructura de telecomunicaciones, particularmente en zonas rurales y remotas, para reducir la brecha digital en Argentina.

“Que es de destacar que ante el creciente desarrollo de los servicios de telecomunicaciones, la contemplación de las diferentes circunstancias del mercado resulta fundamental, tanto para favorecer su dinamismo y generar un equilibrio competitivo sostenible como para asegurar una mayor oferta de servicios a los usuarios a precios justos y con mayor calidad, extremos que se contraponen con la regulación tarifaria establecida por el Decreto N° 690/20″, expresa el texto.

Además, sostiene que “en cuanto al fondo de la cuestión, es importante mencionar que los servicios de TIC han sido creados en competencia, así como la prestación de los servicios de comunicaciones móviles, siendo una facultad esencial para su desarrollo y crecimiento la posibilidad de que los licenciatarios puedan fijar los precios de sus servicios libremente”.