Dirigentes del kirchnerismo salieron a respaldar a Boudou tras confirmarse su condena

Publicado el 04/12/2020

Criticaron el fallo de la Corte Suprema de Justicia y pidieron que se haga cargo «de un proceso plagado de irregularidades». Consideran que «es inaudito». También alegaron que se trata de una «persecución política». 


Luego de que la Corte de Suprema ratificara la condena contra Amado Boudou por el caso Ciccone, varios dirigentes del kirchnerismo salieron a defender al ex funcionario alegando una “persecución política”, entre ellos el gobernador bonaerense Axel Kicillof, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero y el ministro de Desarrollo de la Comunidad de Buenos Aires, Andrés Larroque.

Cafiero afirmó que el ex vicepresidente «merece que sus derechos no sean pisoteados» y sostuvo que la Corte Suprema de Justicia debe «hacerse cargo de un proceso plagado de irregularidades y arbitrariedades».

«Amado Boudou, como cualquier otro ciudadano, merece que sus derechos no sean pisoteados. La Corte debía hacerse cargo de un proceso plagado de irregularidades y arbitrariedades», afirmó Cafiero en su cuenta de Twitter.

«El fallo es inaudito»

«El fallo de la Corte contra Boudou es inaudito» y «evidentemente político», resaltó el funcionario provincial. Según dijo, «la causa contra Boudou está plagada de irregularidades que son públicas y notorias». «A toda la sociedad y a la Corte le hubiera venido bien revisar todo ese proceso judicial», evaluó el ministro de Axel Kicillof en declaraciones radiales.

Y expresó: «A Amado no le perdonan que haya recuperado los fondos de los trabajadores y terminado con un gran negocio».

Por su parte, Kicillof tuiteó: “Causas armadas, sentencias truchas, testigos falsos. Nada justo puede resultar de eso. Necesitamos justicia. Basta de persecución política. Se tiene que acabar el lawfare”.

Los cinco miembros del alto tribunal declararon el jueves “inadmisible” el recurso de queja que presentó la defensa de Boudou al negársele el recurso extraordinario ante la Corte, última instancia del sistema de justicia.

El exvicepresidente, junto a otros imputados, fue juzgado por el Tribunal Oral Federal 4 por los delitos de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con la función pública.

La condena de Boudou a 5 años y 10 meses de prisión fue confirmada en septiembre del año pasado por la Cámara Federal de Casación Penal y fue entonces que el también exministro de Economía presentó un recurso para que la Corte revocara su condena.

Pese a su condena de prisión efectiva, en abril de este año, el juez de Ejecución Penal Daniel Obligado le concedió la prisión domiciliaria en atención al “actual contexto mundial de emergencia sanitaria”.

Comparta esta Publicación!