Cafiero, el nuevo blanco de dirigentes K por negar que en el país hayan presos políticos

Publicado el 07/02/2020

El jefe de Gabinete quiere que se «haga justicia» y que si hay detenidos injustamente, sean dejados en libertad», pero no avaló la condición de presos políticos. Desde el kirchnerismo duro criticaron su postura.


Una vez más, el debate sobre la existencia o no de «presos políticos» en el país volvió a tomar temperatura cuando una ministra nacional y un intendente -ambos del núcleo del kirchnerismo- salieron en las últimas horas a contradecir al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, quien afirmó que en Argentina «regía el estado de derecho».

La Ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, defendió a Milagro Sala, la dirigente jujeña de quien fue abogada. Y dejó en claro: «No tengo dudas que es una presa política«.

Lo curioso es que una funcionaria nombrada por el Presidente -y que debe responder ante el jefe de Gabinete-, indicara que «en la dictadura hubo muchos detenidos con procesos judiciales arbitrarios y nadie dudó en llamarlos presos políticos».

Al coro de la protesta se sumó Jorge Ferraresi, el jefe comunal de Avellaneda de filiación K, quien en dialogo con Victor Hugo Morales en la AM750 sentenció que “los que tenemos voces tenemos que intentar replicarla y decir que hay presos políticos en Argentina”. “El tema de los presos políticos hay que tenerlo en la agenda. Es un tema que nos ocupa y preocupa. No es una situación local en la Argentina, sino que es un método de destrucción de los gobiernos populares”.

La polémica inició días atrás, cuando Cafiero dijo que «en Argentina no hay presos políticos», aunque «sí se podía considerar que había gente detenida injustamente» pero que para eso, debía actuar la Justicia.

La opinión de otro ex funcionario que estuvo tras las rejas acusado por corrupción y que actualmente está con prisión domiciliaria, Julio De Vido, no tardó en llegar. «Cuánto déficit de formación política, qué superficialidad insoportable«, lanzó contra Cafiero.

También se metió en la discusión Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, quien afirmó que «me duele que quieran minimizar la situación de los detenidos por razones políticas. Es algo triste y molesto». Y tomó como ejemplo a la líder de Tupac Amaru. Milagro Sala «está injustamente detenida por razones políticas”.

El jefe de gabinete se volvió a defender este viernes y aclaró: «No tengo dificultad en estar envuelto en ninguna discusión. Creo que tenemos que tener en claro que en la Argentina existió la persecución política, una organización respecto al lawfare, pero lo cierto es que los procedimientos judiciales están siendo llevados adelante y es algo que lo tiene que determinar la Justicia, un poder independiente».

«El Ejecutivo debe dejar que la Justicia -si tiene que revisar sus causas- lo haga, como lo está solicitando la defensa de los detenidos, que ne muchos casos manifiesta que fueron detenidos injustamente. Nosotros planteamos eso; obviamente queremos que haya justicia y que si hay detenidos injustamente, sean dejados en libertad», concluyó.

Comparta esta Publicación!