Alberto Fernández: «Me molesta que digan que tengo presos políticos».

Publicado el 10/02/2020

El presidente explicó su posición sobre los exfuncionarios detenidos en una entrevista con Radio Continental, a pocos días de su regreso de Europa.


Alberto Fernández se refirió este lunes a la situación de los exfuncionarios detenidos durante el gobierno de Mauricio Macri, de quienes dijo que ‘no son presos políticos’, y pidió prudencia a los sectores del kirchnerismo que así lo indican: «no seamos tontos (…) lo que quieren es hacernos pelear entre nosotros y dividirnos».

Los dichos responden a la polémica desatada tras las críticas de Julio De Vido, exministro de Planificación General, al Jefe de Gabinete Santiago Cafiero y al Canciller Felipe Solá, quienes habían afirmado que en Argentina no hay presos políticos sino ‘detenciones arbitrarias’. Días atrás Axel Kicillof y Elizabeth Gómez Alcorta, ministra de la Mujer, Diversidad y Género, también habían mostrado su disconformidad con esta afirmación.

«Es una discusión tan innecesaria la que estamos viviendo. Si hay alguien que cuestionó los procedimientos judiciales fui yo. Fui en soledad a verla Milagro Sala un 31 de diciembre. ¿Qué parte no entienden?», dijo el presidente en referencia al caso, y explicó: «El preso político es el que, técnicamente, está a disposición del Poder Ejecutivo. No tengo a ningún preso sin causa (…) Obviamente que me molesta que digan que tengo presos políticos porque no los tengo».

Tras su vuelta de Europa, donde visitó a los principales líderes de los países con más influencia en el board del Fondo Monetario Internacional con el objetivo de sumar apoyo en su pedido de renegociación de la deuda con el organismo, Fernández se mostró preocupado por la recepción del conflicto en el mundo, y pidió prudencia a sus aliados en el Frente de Todos. «Si en el mundo escuchan hablar que en la Argentina hay presos políticos, piensan que Alberto tiene gente encerrada en la cárcel por su condición política», expresó.

Además el mandatario se refirió a las causas contra su vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, de quien aclaró que «ella estaba siendo sometida a un montón de arbitrariedades por solo ser opositora», y agregó: «lo denuncie, cuando aún no nos hablábamos con Cristina».

Comparta esta Publicación!